Eterno resplandor de una mente sin recuerdos

Con imágenes fulgurantes, mezclas de colores que excitan nuestra imaginación, esguinces al tiempo, donde pasado presente y futuro se mezclan, Kaufman y Gondry nos muestran que todo es posible en el amor y aunque quizás las segundas partes no sean buenas, vale la pena intentarlo.

Entrada original: Eterno resplandor de una mente sin recuerdos