Sin busetas…hay paraíso

Ojalá nos quede como lección la importancia del respeto a los demás, frente a la solución de problemas particulares, concepto que no parece claro en los distintos marchantes que han decidido en los últimos años bloquear el sistema Transmilenio para hacer públicas sus peticiones. Hay mejores vías para eso, y las de Transmilenio son exclusivamente para el fácil desplazamiento de sus usuarios. Démosles luz verde permanente.

Entrada original: Sin busetas…hay paraíso