Compadre, hijo y espíritu santo

Siempre me ha sorprendido la facilidad con que la gente sigue aceptando que uno de los 'duros' de la santísima trinidad sea justamente Cristo o Jesús, un simple humano o un mero mito; de esta aceptación de Cristo como miembro de la trinidad se desprende todo un arsenal de fábulas, moldeadas a través de la historia, como es la innecesaria e imposible virginidad de la mamá del niño dios, en apoyo del cuentico del "pecado" original.

Entrada original: Compadre, hijo y espíritu santo