La entrevista que NO respondió William Ospina





Es esta la fallida entrevista a William Ospina sobre su libro Parar en seco. Se ofreció a responderla y después cayó en el mutismo.

Hace años hice esto mismo de publicar las preguntas cuando Isabel Allende me dejó colgado un cuestionario porque en él le mencionaba a Roberto Bolaño, el feminismo, su exilio y cosas, supongo, incómodas y difíciles  de responder. 

¿No le parece que hoy en día ya es imposible vivir sin dañar lo natural en el hemisferio occidental y ya pronto en todo el globo, pues es muy difícil prescindir del confort, el bienestar, estilo de vida alcanzado y que es imposible desmotar  la civilización, pues son más los que quieren que permanezca un cierto estado de las cosas en vez de perder los privilegios frente a las pocas voces contradictorias o personas que hacen activismo o labores pragmáticas a favor del planeta?


¿Le ha fallado la humanidad a las generaciones futuras de seres vivos por un exceso de confianza y uso de la razón, de la ciencia en demerito de las humanidades y la espiritualidad?


¿Podemos dar marcha atrás con este énfasis en la ciencia y la racionalidad?


¿Es consciente del daño que hace a la naturaleza la industria editorial y del periodismo, sea impresa o digital, de la cual usted vive?


¿Qué soluciones prácticas propone para los problemas que elucida en Parar en seco como la contaminación ambiental, nuevos virus, la toxicidad general, inhabitabilidad y futura aniquilación total de la vida en La Tierra?


¿Cómo se puede pensar, escribir y actuar sobre cuestiones científicas, medioambientales, como hace usted y Fernando Vallejo (Las bolas de Cavendish) sin caer en la pseudociencia y no ser tomado como un colado en la fiesta?


¿Consideraría a la teoría y práctica del anarcoprimitivismo (Una suerte de neoludisimo actualizado)  como una solución válida, entre muchas, para salvar el planeta de nosotros mismos?


¿Cómo conservar la cantidad y calidad del agua y los recursos de la biodiversidad de la voracidad del sistema capitalista y de las necesidades foráneas del primer mundo en un país del tercer mundo como Colombia?


En su libro Parar en seco usted sugiere que las religiones y ciertas corrientes filosóficas y lecturas literarias pueden servir para que las personas den un vuelco hacia contrarrestar un final de mundo causado por un abuso de la naturaleza. ¿No le parece que la encíclica Alabado seas (Laudato si') del líder Francisco de la iglesia católica es un tanto hipócrita y oportunista si se piensa que él regenta una organización religiosa que ha causo mucho daño ecológico a través de la historia. Por ejemplo, propagando el no uso de métodos anticonceptivos y la profilaxis sexual (SIDA, venéreas, niños huérfanos, hambre, etc. como consecuencias) colaborando con esto a la superpoblación: una de las causas del deterioro del planeta?


Entrada original: La entrevista que NO respondió William Ospina