DECLARACIÓN CONTRA MANEJO CORPORATIVO DEL AGUA DEL FORO MUNDIAL MARSELLA

Declaración de Shayda Naficy, Senior Organizer, Challenge Corporate Control of our Water, Corporate Accountability International 

"Corporate Accountability International,  trabaja con una amplia gama de aliados y expertos, para que el Banco Mundial revierta sus políticas privatizadoras, como medio fundamental de devolver a los gobiernos y a las instituciones legítimas y transparentes el manejo del agua".

Esta semana, el Foro Mundial del Agua (WWF por sus siglas en inglés), convocará a los representantes de la industria del agua,  de otras grandes corporaciones y a funcionarios gubernamentales en Marsella, Francia,  para dar forma a la política internacional en materia de agua, priorizando los modelos de suministro de agua con ánimo de lucro, negando la condición de esencial de este elemento planetario de vida.

 Al mismo tiempo, más de 2.000 personas de la sociedad civil del mundo entero, convergen en Marsella para desafiar el Foro oficial, para proponer un espacio alternativo y democrático que promueva el debate sobre la formulación de políticas justas en materia de agua y saneamiento. El Foro Mundial del Agua y sus declaraciones ilegítimas están siendo utilizados para socavar los recientes avances en el reconocimiento del derecho humano al agua en las Naciones Unidas y para promover la comercialización del agua, incorporándola en las metas y compromisos para el desarrollo.

 Mientras que el agua para fines domésticos es un derecho humano reconocido, en la actualidad cerca de 900 millones de personas carecen de un acceso consistente y seguro. El control corporativo ha demostrado ser un fracaso, desviando las inversiones necesarias para el desarrollo social, interponiendo sus intereses económicos  y deteriorando la voluntad política necesaria para revertir esta crisis mundial.

 El control corporativo del agua se ha traducido en reducción de empleo, aumento de tarifas, dificultad para el acceso de las comunidades pobres y marginadas, disminución de la capacidad de los gobiernos para fiscalización de la prestación de los servicios públicos y el desmejoramiento de la capacidad de los ciudadanos para participar e influir en la toma de decisiones. La extracción y repartición interna de las ganancias corporativas drena los recursos necesarios para la reinversión en el sistema, en la infraestructura, con consecuencias perjudiciales para las comunidades, el medio ambiente y la democracia misma.

 Como principal fuente externa de financiación para los sistemas de agua en los países en desarrollo, el Banco Mundial ha sido un aliado fundamental para las corporaciones del agua y sus iniciativas privatizadoras. Con la creciente evidencia de las fallas de tal modelo, los gobiernos y la sociedad civil por igual se han vuelto cada vez más resistentes al mismo. La respuesta del Banco ha sido la de pasar por alto totalmente a los gobiernos: Hoy en día, aproximadamente una cuarta parte de los fondos del Banco va directamente al sector privado en forma de inversiones en las transnacionales, contribuyendo de manera directa en la capacidad de las empresas como Veolia para sacar ganancias del suministro del agua.

 Es por esto que  Corporate Accountability International,  trabaja con una amplia gama de aliados y expertos, para que el Banco Mundial revierta sus políticas privatizadoras, como medio fundamental de devolver a los gobiernos y a las instituciones legítimas y transparentes el manejo del agua.

 El Foro Mundial del Agua es una herramienta más de las corporaciones para socavar  el debate público sobre el agua, es un espacio excluyente, de ciertas élites, que aísla la participación democrática  sobre las políticas afirmando la hipótesis según la cual el mercado es el punto de partida para generar las soluciones en la materia.

 Desde su creación en 1997, el Foro Mundial del Agua ha sido un excelente ejemplo de la interferencia corporativa con la gobernabilidad de este recurso. Organizado por el Consejo Mundial del Agua, en colaboración con los gobiernos anfitriones, el Foro de este año se lleva a cabo en Francia, el hogar de las dos más grandes corporaciones del agua, Suez y Veolia.

 En respuesta este año, cientos de representantes de la sociedad civil mundial se reúnen en Marsella para protestar contra el foro y organizar el FORO ALTERNATIVO DEL AGUA, un creciente movimiento internacional que reconoce el agua como un derecho humano fundamental, un bien público y un recurso común que debe ser manejado para el beneficio de los seres humanos y del planeta.

 Esta semana, Corporate Accountability International va a exponer la ilegitimidad del Foro Mundial del Agua, desafiando la agenda corporativa para comprometer  directamente a los responsables políticos y otros líderes de opinión. Además, Corporate Accountability International es uno de los participantes del FORO ALTERNATIVO DEL AGUA; en concreto, la organización llevará a cabo dos paneles sobre la interferencia de las corporaciones en la gobernanza del agua y sobre el papel del Banco Mundial en la promoción de la privatización del agua. También vamos a presentar los mecanismos claves para la protección de las políticas públicas de las interferencias corporativas, con base en los precedentes del tratado mundial contra el tabaco (Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS), que se promulgó en 2003, el primer tratado internacional en materia de salud pública.

IMAGEN: execlub.net

http://aguaplaneta.blogspot.com/atom.xml

Entrada original: DECLARACIÓN CONTRA MANEJO CORPORATIVO DEL AGUA DEL FORO MUNDIAL MARSELLA